Castillo de Hisn-Ashar

Plaza Alí Ben Cacín
Barrio de la Villa
Iznájar, Córdoba 14970
España.

Compra de entradas en taquilla o reserva al teléfono o correo indicados arriba.

Podrá realizar la visita de dos formas:

Visita libre, por 1 €/persona

Visita audioguiada, 1 €/persona, y sumando 3 € al total.

Dado que el castillo no cuenta con indicativos de dirección ni paneles informativos, desde Isnaxar hemos creado la Ruta audioguiada para que desde su propio teléfono móvil pueda realizar la visita, ya sea individual o en grupo, haciendo uso de la audioguía, compuesta por doce pistas de audio con una locución profesional y amena que hará de que su visita sea mucho más satisfactoria. Historia, leyendas, personajes más destacados o fases de construcción de esta fortaleza son algunos de los temas que tratamos en esta Ruta audioguiada.

HORARIOS DE APERTURA DEL CASTILLO

Horario estándar PRIMAVERA (hasta el 13 de junio)

Miércoles y jueves: 9:30 a 14 h

Viernes, sábado y domingo: 9:30 a 13:30 h / 17 a 20 h

Horario estándar VERANO (del 14 de junio al 19 de septiembre)

De Martes a Domingo por las mañanas: de 9:30 a 14 h

Viernes y Sábado por las tardes: de 19 a 22 h


ESCAPE CASTLE – EXPERIENCIA DE ESCAPISMO MONUMENTAL

«LAS SOMBRAS DE HISN-ASHAR»

Cartel de la experiencia escape castle «Las sombras de Hisn-Ashar» en el Castillo de Iznájar


Acceso al aljibe original
Rincón dedicado a Rafael Alberti
Exterior Sala Pedro I
Sala expositiva
Acceso a la gruta

Castillo de Hisn-Ashar – Origen de Iznájar

Sobre una pequeña península que se adentra en el embalse formado para aprovechar las aguas del río Genil se asienta la villa de Iznájar. En la parte más elevada del cerro calizo que forma la península está emplazado el castillo a una altitud de 530-533 metros. La fortaleza, denominada Hisn Ashar o castillo de Ashar, es una construcción musulmana del siglo VIII, que al estar situada en un lugar estratégico, permitía controlar las comunicaciones del valle del Genil con la Subbética y la campiña cordobesa

El castillo primitivo presenta una planta de tipo triangular cortada por el noreste donde se localiza una torre (bastante bien conservada) y un recinto rectangular que, construidos con sillares y dotados de gruesos muros, componen el núcleo original del castillo. Este núcleo se levanta en el siglo VIII y, posiblemente, ocupa el mismo espacio de un antiguo asentamiento ibero-romano. La configuración actual es de época omeya (s. X). En el siglo XI se levantan los muros que cierran el patio de armas que en época nazarí serán dotados de adarve. La puerta principal era de acceso directo al patio de armas (El recodo actual es el resultado de la construcción de un vestíbulo a finales del s. XVIII). Concluida la toma de Granada, las necesidades defensivas eran menores y el castillo fue perdiendo su función militar y es destinado a usos agrarios y ganaderos. El paso del tiempo va deteriorando la fortaleza. Decadencia que se acentúa en el siglo XVIII cuando se realizan unas obras para destinarlo a vivienda del administrador del Duque de Sesa. La adaptación como vivienda supuso un auténtico destrozo del castillo: “No hubo reparos en romper el adarve, con el fin de dar acceso al jardín ubicado en la barbacana, y cometer cuantos desmanes se consideraron necesarios para la nueva función del viejo castillo” (Valverde/Toledo, 1987).

En los primeros años del siglo XX el castillo fue abandonado, acentuándose la destrucción del castillo y del recinto defensivo que se vio acelerada por la intervención humana: “Durante la Segunda República se destruyó la bella torre de entrada al primer recinto murado, para emplear sus sillares en el muro de contención de la Plaza Nueva. La piqueta se detuvo entonces a metro y medio de altura, pero la demolición se ha consumado en 1982, porque los venerables cimientos dificultaban la construcción de una cochera” (Valverde/Toledo),

La fortaleza conserva cuatro torres: la torre adosada al núcleo primitivo; la torre cuadrada situada en el noreste; la torre también cuadrada del sureste a la que se adosa otra más pequeña para proteger la puerta de entrada la torre situada al oeste que, cuadrada y bien conservada, se considera como torre del Homenaje y la torre pentagonal (en forma de proa vista desde el exterior).

En el patio de armas se localiza un aljibe: “El aljibe de grandes dimensiones, situado en la parte central del patio de armas y excavado en la roca sobre la que se asienta el castillo, tiene planta rectangular, de 7,20 metros de largo por 6,30 de ancho, con una profundidad desde el suelo hasta el arranque de la bóveda de 4,10 metros cúbicos, Tiene una capacidad de 185 metros cúbicos. La cubierta está constituida por un machón central de planta cruciforme del que salen cuatro arcos de ladrillo que apoyan en la zona de cada una de las cuatro paredes laterales; en cada pared los arcos descansan en pilastras de ladrillo que hacen de arcos fajones. Cada sector de los cuatro en que se divide el espacio interior se cubre con bóveda de arista. Exteriormente presenta una cubierta plana” (Córdoba de la Llave/Rider Porras: “Aljibes hispanomusulmanes de la provincia de Córdoba”, Meridies,1994).

Desde el patio de armas una escalera metálica permite subir a la Torre del Homenaje. Es de tapial con sillares de refuerzo y maciza hasta la altura del adarve, desde donde originariamente una puerta, algo elevada del nivel del adarve para dificultar su acceso, permitía la entrada a una sala abovedada de la que sale una escalera que conduce a la terraza almenada.

Panorámica del conjunto monumental de la Villa de Iznájar con el embalse al fondo.
Torre del homenaje vista desde el Patio de armas.
Restos de la cocina de la vivienda ocupó el castillo durante el siglo XIX
Vista desde la Torre del homenaje
Vista del Patio de armas desde la muralla
Vista de la Torre del homenaje y el foso
Museo y maqueta en el acceso primitivo al castillo

RUTA DE LOS CASTILLOS DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA

Patronato Provincial de Turismo de Córdoba

Contáctanos

Plaza Alí Ben Cacín
Iznájar, Córdoba 14970
España.
A %d blogueros les gusta esto: